¿Todo incluido, pensión completa, media pensión o desayuno? ¿Qué incluir y elegir en tu estadía?

Por
23 · Jul · 2019       11:19

Todo incluido, pensión completa o media pensión? Al reservar paquetes de viaje, resorts u hoteles, a menudo nos enfrentamos al dilema de qué tipo de pensión elegir. ¿Qué se ofrece en el alojamiento en cada modalidad? ¿Cuál es la diferencia entre todo incluido y pensión completa? ¿Y qué tiene sentido para cada ocasión o perfil del viajero? En esta publicación te explicamos todo lo que necesitas saber sobre cada plan para tener en cuenta, ¡con consejos para elegir la mejor opción según tu destino y perfil!

All Inclusive

El todo incluido consiste en que la tarifa diaria incluye todas las comidas y bebidas durante una estadía, desde el ingreso hasta el check-out. Es decir, incluye desayuno, almuerzo, once, cena, intermedios y postres. En algunos casos, hay más de cinco comidas al día. Las bebidas alcohólicas a menudo se incluyen en el paquete, por lo que los precios son generalmente más altos que otras opciones. En algunos casos, el paquete incluye ciertas actividades dentro del propio complejo hotelero.

Es ideal para complejos turísticos en lugares remotos, de difícil acceso, con pocas y caras opciones para comer cerca. También es válido para huéspedes con niños, o que planean relajarse en las instalaciones y playas sin preocuparse por nada. Para aquellos que les gusta beber sin temor a la cuenta, esta es una excelente opción, especialmente en el extranjero, donde las bebidas alcohólicas tienden a ser muy caras. Ahora, si planea realizar excursiones de un día a largo plazo, debes considerar si la opción de todo incluido es adecuada para ti, ya que no podrás disfrutar de todo lo que pagaste.

Cada hospedaje puede definir sus reglas con el “todo incluido”, como restringirlo a las áreas comunes del hotel (el servicio de habitación generalmente se cobra por separado). Es importante tener en cuenta si los elementos del frigobar están cubiertos por el paquete y, de ser así, con qué frecuencia se reemplazarán. También puedes ver qué restaurantes están incluidos y si su oferta satisface tus papilas gustativas. Algunos de ellos pueden requerir reserva previa, o pago por separado.

Cualquier persona con alergias o restricciones alimentarias (vegetarianos, veganos, diabéticos, etc.) deben consultar al hotel antes de confirmar la reserva. Las opciones suelen ser más restringidas en estos casos.

Como puedes ver, una estancia con todo incluido es un matrimonio temporal con el hotel. Por lo tanto, es importante investigar la calidad de las instalaciones y las comidas, las marcas ofrecidas, para ver si son compatibles con tu perfil y el precio cobrado.

Pensión Completa

El régimen de pensión completa, o Full Board en inglés, incluye sólo las comidas principales del día en la tarifa: desayuno, almuerzo y cena. Las bebidas, la once, y snacks entre comidas, además de los artículos del minibar se pagan por separado. En algunos casos, las bebidas y el agua se pueden liberar sin cargo adicional durante las comidas, así como un café por la tarde.

Es adecuado para complejos turísticos remotos o con pocas opciones de comidas caras, o para clientes que no beben alcohol o beben poco y, por lo tanto, no quieren pagar más. También funciona bien con los niños. Si quieres realizar excursiones diarias a largo plazo, debes considerar si la opción de pensión completa es la más adecuada.

Cualquier persona con alergias o restricciones alimentarias (vegetarianos, veganos, diabéticos, etc.) deben consultar al hotel antes de confirmar la reserva. Las opciones suelen ser más restringidas en estos casos.

Antes de reservar un paquete de pensión completa, verifica la reputación y calidad de las instalaciones, así como las comidas del hotel y las marcas ofrecidas, para ver si son compatibles con su perfil y el precio cobrado.

Media Pensión

Media Pensión incluye dos comidas principales, generalmente desayuno y cena. Esto permite realizar actividades fuera del hotel durante el día, con cena garantizada cuando regreses al hotel. Las bebidas se pagan por separado (excepto las que se consumen durante el desayuno).

Sirve para lugares que ofrecen excursiones de un día o regiones con opciones de comida cercanas, lo que brinda a los huéspedes más libertad. Dependiendo de la cantidad diaria, vale la pena verificar si el lugar no tiene buenos restaurantes cerca. En algunos casos lamentamos estar atrapados en las comidas del hotel sin poder explorar la cocina local.

Antes de optar por la media pensión, verifica la diferencia de precio para las estancias que sólo ofrecen desayuno (para saber cuánto paga por la cena), o para pensión completa y todo incluido (la diferencia puede ser pequeña y compensar) al final, dependiendo de tu horario.

Desayuno

El alojamiento con desayuno es lo que estamos más acostumbrados a utilizar. Excepto aquellos a quienes les gusta levantarse tarde o salir del hotel muy temprano, es la opción que satisface a la mayoría del público.

Es importante verificar los horarios en que se sirve el desayuno, que generalmente varía los días laborables y los días festivos y fines de semana. En algunos hoteles, retiran toda la comida inmediatamente después de la hora de cierre. En otros, solo bloquean la entrada, permitiendo que los clientes se sirvan con calma.

Ten en cuenta que la calidad y diversidad de los productos del desayuno a menudo varía mucho. Los más completos ofrecen un buffet con una buena variedad de panes, tostadas, cereales, embutidos, quesos, frutas, pasteles, huevos, mantequilla, mermeladas, etc. Para beber, café, té, leche y zumos variados. Las más sencillas son las de pan con algunos tipos de embutidos y frutas.